Política

Universidades estatales y posible exclusión de tres planteles de gratuidad: "Es ridículo"

"De ser correcta esta interpretación que se aplica ahora estaríamos ante una situación que realmente sobrepasa el realismo mágico", reclamó el presidente del consorcio, Ennio Vivaldi.

Pablo Cádiz y Flavia Cordella

Como una situación digna del "realismo mágico" y "ridícula". Así calificó el presidente del Consorcio de Universidades Estatales, Ennio Vivaldi, la posibilidad de que tres universidades tradicionales queden fuera del inicio de la gratuidad. 

Esto a raíz de los trascendidos que apuntan que el Gobierno promovería una ley corta donde se fijaría como requisito para todas las casas de estudio contar con al menos cuatro años de acreditación y no contar con sociedades que permitan el lucro. La primera condición dejaría fuera a tres casas de estudio tradicionales: La UTEM, Arturo Pratt y la Universidad de Los Lagos. 

Vivaldi, dijo que "de ser correcta esta interpretación que se aplica ahora estaríamos ante una situación que realmente sobrepasa el realismo mágico, estaríamos hablando de un país donde se le prohíbe al Estado dar educación gratuita a sus universidades".

"Estaríamos diciendo que el Estado puede entregarle educación gratuita a universidades privadas sin tener garantía alguna de la calidad ni de las implicancias que tenga para sus estudiantes el estar en esas universidades, pero se le prohíbe al Estado darle educación gratuita a las universidades públicas", manifestó.

De continuar este criterio, el rector de la Universidad de Chile ejemplificó que "el día de mañana tendríamos que prohibirle al Estado que dé educación gratuita a las escuelas, a los liceos que no cumplieran con determinada norma porque el Estado no puede darle educación gratuita en forma diferencial -según esta interpretación- al sistema público. Tendríamos quizás que decir que el Estado no puede apoyar hospitales, postas si no cumplen con determinado estado". 

"Prefiero pensar que esto es un trascendido que no tiene ninguna base. Pero la idea de que se le prohíba al Estado darle educación gratuita a alumnos de sus propias universidades me parece que va más allá de la locura y es transformar el sistema universitario chileno en el gran bazar de Estambul o cualquier cosa, pero que no tiene nada que ver con lo que es una universidad", reclamó. 

Junto con esto, el presidente del Cuech advirtió que "esta es una situación que lleva a tal absurdo que nosotros seriamente nos preguntamos que de ser cierta esta interpretación qué posibilidad hay de comenzar a conversar una ley de reconstrucción de un sistema universitario bajo estas circunstancias". 

Vivaldi calificó como un "insulto ridículo" excluir a esas tres universidades estatales y recordó el "abandono" que ha habido hacia estas casas de estudio.

El rector puso como ejemplo el caso de la Universidad de Los Lagos que según afirmó es la única instancia en la región que realiza investigación.