Política

El plan UDI para defender áreas clave en la Cámara: Hacienda y Constitución serían puntal opositor

Por Paula Valenzuela
La reforma tributaria de Gabriel Boric y la eventual aprobación de la nueva Carta Magna son temas que ven prioritarios en el gremialismo para enfrentar en su nuevo rol opositor, que comenzará en marzo próximo. Ya comenzaron las tratativas para lograr un acuerdo administrativo con los republicanos y el PDG, que permitiría justamente tomar protagonismo en estas instancias legislativas.

La estrategia legislativa para comenzar el nuevo periodo parlamentario desde el 11 de marzo próximo ya se está delineando en las futuras bancadas opositoras. En Chile Vamos -donde en la Cámara estarán representados los cuatro partidos: RN, la UDI, Evópoli y el PRI- avizoran que será clave buscar acuerdos con colectividades como el Partido Republicano y el Partido de la Gente (PDG) para tener una buena presencia en las respectivas comisiones legislativas, y así, efectivamente, poder influir en la discusión pública.

El futuro jefe de bancada de la UDI, Jorge Alessandri, cuenta a T13.CL que en la coalición están trabajando en “un acuerdo administrativo”, y precisa que ese entendimiento “no necesariamente es uno de ideología política y hemos estado conversando con distintos partidos, con los republicanos, con el Partido De la Gente, con otros sectores de centroizquierda para lograr un acuerdo administrativo en la Cámara”.

De los 155 escaños, el pacto oficialista de Chile Podemos Más, en noviembre pasado, eligió a 53 diputados -25 de RN, 23 de la UDI, cuatro de Evópoli y un representante del PRI- mientras el pacto de José Antonio Kast -Frente Social Cristiano- logró 15 diputados electos; 14 del Partido Republicano y uno del Partido Conservador Cristiano. El Partido De La Gente (PDG) -de Franco Parisi-, en tanto, tendrá una representación de seis parlamentarios.

Agencia Uno
Lee También >

Jorge Alessandri: “La UDI debe tener una identidad, sobre todo con la llegada de los republicanos”

Con esos números, en la centroderecha están conscientes de que deberán ampliar sus fronteras para lograr este acuerdo. Si bien con esos partidos no alcanzan la mitad de la Cámara -logran 74 diputados-, saben que igualmente es crucial abogar por la unidad para tener protagonismo en las respectivas comisiones.

La Democracia Cristiana (DC) -que no entraría hasta ahora institucionalmente al gobierno de Gabriel Boric (Frente Amplio)- contó con la elección de ocho diputados, los que, dicen en la centroderecha, serán personas clave con las que igualmente tendrán que dialogar.

En ese sentido, en la UDI ya analizan las comisiones clave que buscarán liderar desde el lado opositor de cara al inicio del gobierno de Boric. Así, ven al menos tres áreas cruciales: Hacienda, Constitución y Trabajo. Relaciones Exteriores, en tanto, tampoco se queda atrás.

“La situación económica que se viene para el país es muy compleja y si Gabriel Boric cumple con todas sus promesas puede que la economía incluso decrezca, eso significa menos ingresos para las familias, alza en el desempleo y probablemente inflación. Para evitar ese desastre -que afectará a las familias más vulnerables- vamos a tener que estar muy vigilantes en la comisión de Hacienda”, dice, por su parte, el diputado UDI Guillermo Ramírez.

En la UDI, además, enfatizan en que en esa comisión se verá la futura reforma tributaria de Boric que prometió para el primer año de administración.

“Una reforma tributaria como la planteó el candidato Boric, que pretendía recaudar mucho en poco tiempo, va a generar un desastre económico, tal como le ocurrió a Turquía y Grecia, que son los ejemplos que ponían desde el mismo comando como lugares donde esto se había hecho. Vamos a apoyar las cosas buenas, pero una reforma tributaria de esas características jamás las podríamos apoyar”, sostiene Ramírez.

La preparación para el plebiscito de salida

La comisión de Constitución, Legislación y Justicia, en tanto, será un escenario protagónico en caso de que en el plebiscito de salida del proceso constituyente la ciudadanía apruebe el nuevo texto redactado por la Convención Constitucional.

Por eso, en la UDI señalan que será crucial tener una buena participación en dicha instancia. “Constitución va a ser clave, porque, de aprobarse la nueva Constitución, va a ser esta comisión la que va a tener que adecuar todas las normas a la nueva Carta Magna, adecuar Leyes Orgánicas Constitucionales y de todo tipo”, apunta Alessandri.

Esta instancia legislativa, además, ya ha sido protagónica en este actual periodo, que culmina en enero, en temas como los retiros anticipados de los fondos previsionales. “El Presidente electo votó a favor los cuatro retiros, por lo tanto, me imagino que no irá a cambiar ahora que está a cargo de las finanzas públicas y es Presidente. Me imagino que él va a patrocinar el quinto, el sexto y el séptimo, nosotros como oposición tendremos que decirle al país que eso es irresponsable”, se anticipa Alessandri ante eventuales nuevos retiros como el quinto, cuyo proyecto es impulsado por la diputada Pamela Jiles (PH).

Alessandri, además, ya fue integrante de la comisión de Constitución y férreo opositor a los cuatro retiros del 10%.

Por ese mismo tema, dicen, la comisión de Trabajo y Previsión Social será esencial, sobre todo, ante reformas que se impulsen del gobierno de Boric.

Finalmente, Relaciones Exteriores también es una instancia que tienen entre las prioridades, ante eventuales fortalecimientos de las relaciones entre Chile y países como Nicaragua, Cuba y Venezuela, las cuales, dicen, rechazarían. El diputado UDI que lideraría esas tratativas sería Cristián Labbé.

La Fundación Jaime Guzmán sería un actor clave de apoyo para la bancada de diputados UDI, como ha sido usual en los últimos años de trabajo parlamentario. Por eso, recalcan, la fiscalización también será relevante ahora que volverán al rol opositor.

“La bancada de diputados entiende que no realizaremos una oposición obstruccionista como la que sufrió Sebastián Piñera, no obstante, ya se le encargó al abogado jefe del comité, Rodrigo Pinochet, liderar, junto con un grupo de profesionales, la labor de fiscalización del próximo gobierno”, señala Labbé.

La composición de los integrantes de las respectivas comisiones, en todo caso, son parte de las tratativas en curso en el marco del acuerdo administrativo. Estas negociaciones, por lo demás, se extenderán durante enero y los primeros días de marzo.