Tendencias

Joven se tatuó el voto del Apruebo: "Es la forma de representar un valor histórico"

Por T13
Benjamín Muñoz, de 22 años, decidió marcar con tinta en su piel la histórica jornada de votaciones que se llevó a cabo en Chile.

El domingo 25 de agosto Benjamín Muñoz, de 22 años, inició su día sabiendo que debía ir a su local de votación para emitir su preferencia en el Plebiscito sobre una nueva Constitución. Así fue como a la hora de almuerzo tomó su mascarilla y lápiz pasta azul para sufragar.

El estudiante de periodismo y fotógrafo marcó su voto, dobló, pegó la estampilla y lo entregó al buzón habilitado. Luego, al salir y pensar en el momento histórico que había vivido, decidió dejarlo marcado para siempre en su piel.

Así fue como Benajmín contactó a su prima Belén, quien se dedica a tatuar. La idea era clara, plasmar el Apruebo para recordar una de las votaciones más importantes que ha tenido Chile en los últimos años.

En conversación con T13.cl el joven indicó que quiso "tatuar un momento importante en mi vida. La forma de representar un valor histórico que tiene mucho valor personal". Relato que acompaña subrayando que en su piel lleva más tatuajes, donde todos tienen un significado importante en sus vivencias personales.

null

En casi una hora y media de sesión Bejamín Muñoz vio cómo portará para siempre el Apruebo en su muslo izquierdo, el que se ve representado por otra pintura histórica en la cultura mundial.

El joven de 22 años dice que escogió el muslo para su tatuaje porque es una zona en la que no resalta mucho a la vista, ya que como comentó anteriormente, son símbolos personales por lo que la importancia para él es saber que estarán allí para la posteridad.

Con respecto a la elección del tipo de tatuaje, revela que "son las manos de Creación de Adán (pintura de la Capilla Sixtina, realizada por Miguel Ángel alrededor del año 1511), pasándose una papeleta ficticia, porque la original no es así, pero era la idea".

null

Una mezcla entre una obra clásica y un voto que marca la historia de Chile, el cual ahora se preparara a la elección de los constituyentes que elaborarán una nueva Constitución, para posteriormente votar para aprobar o rechazar la nueva carta magna.