Tendencias

Marcelo "Chino" Ríos se querella contra Jordi Castell por injurias graves

Agencia Uno
Por T13
La acción legal, interpuesta ante el 4° Juzgado de Garantía de Santiago y que fue declarada admisible, se da luego de semanas de tensión entre ambos.

El ex tenista Marcelo "Chino" Ríos interpuso una querella contra el fotógrafo Jordi Castell por el delito de injurias graves.

La acción legal, interpuesta ante el 4° Juzgado de Garantía de Santiago y que fue declarada admisible, se da luego de semanas de tensión entre ambos. La más reciente de las controversias se dio luego de la muerte de la mascota del fotógrafo.

"Pastel no sufras tanto por el perro. Sólo piensa que debe estar feliz y pensando al fin mi liberé de este saco de hueas y muerto de hambre que tenía que aguantar", escribió el "Chino" Ríos en Instagram durante septiembre.

Días después, volvió a arremeter, señalando que "lo único que te pido (es) que dejes de hacerte la víctima cada vez que te atacan (…) heriste a muchas personas (me incluyo), cosa que en ese momento era muy divertido para ti, ya que si no te morías de hambre".

Miguel Bosé tendrá su propia serie biográfica: se empezará a rodar a comienzos de 2022 Instagram
Lee También >

Miguel Bosé tendrá su propia serie biográfica: se empezará a rodar a comienzos de 2022

Ahora bien, la querella del ex tenista, según recogió La Tercera, apunta al delito de injurias graves, producto de declaraciones de Jordi Castell sobre la vida privada de Ríos, en la que lo vinculó a frecuentar travestis.

De hecho, en el texto se apunta que el pasado 2 de febrero, en el programa "Carpool VAC", Castell afirmó que "si yo te cuento lo que hace en South Beach cada vez que va a visitar a un travesti que es dealer de crystal meth, en South Beach, en Washington Avenue… (...) y si les cuento que tengo cómo comprobar eso (....) y si les cuento la razón por la que su hija, su hija mayor, la que tuvo con Giuliana Sotela, la Constanza, estuvo enojada con él un año y medio porque se metió a su teléfono, por equivocación, se metió al teléfono de su papá, y encontró cosas que tenían mucho que ver con ehhhh mujeres que no eran mujeres".

A su vez, el ex tenista busca que se le imputen la existencia de vicios y/o faltas a la moralidad capaces de perjudicar considerablemente su fama, prestigio e intereses.

Por lo tanto, busca que se condene al comunicador a una pena de tres años de cárcel y el pago de 15 Unidades Tributarias Mensuales (UTM). Es decir, unos $792.630.