Política

La encrucijada del Partido Republicano ante los 4/7: ¿respaldar o no un plan B constitucional?

Agencia Uno
Por Paula Valenzuela
La colectividad aún no toma una decisión común, pero ya hay distintos argumentos tanto para apoyar o votar en contra de la iniciativa DC que busca rebajar los quorum de la actual Constitución. La alta posibilidad que hoy muestran las encuestas respecto a un eventual triunfo del Rechazo en el plebiscito del 4 de septiembre es una razón de peso para, dicen, no incursionar en una alternativa. Hasta ahora, los republicanos han sido los únicos en avalar el llamado Rechazo a secas. En todo caso, hay dirigentes con apertura para aprobar los 4/7.

La bancada del Partido Republicano aún no zanja su postura ante la reforma impulsada por senadores de la DC -para bajar los quorum de la actual Constitución- y que busca despejar la idea de que no han podido llevar a cabo modificaciones estructurales en el país, a raíz del llamado “cerrojo” de la actual Carta Magna. Los diputados han abordado el tema, dicen, “tangencialmente”; todavía no en profundidad, pues el proyecto de ley se encuentra en el Senado, específicamente en la comisión de Constitución.

Los comités de Chile Vamos, a contrapelo, han manifestado apertura total, hasta ahora, a rebajar el quorum de discusión de 2/3 a 4/7. El presidente de la UDI, senador Javier Macaya, de hecho, se había abierto a la iniciativa semanas antes de que los DC Ximena Rincón y Matías Walker materializaran la medida.

Macaya, junto a su par Francisco Chahuán -timonel de RN-, incluso, asistieron el martes (este 28 de junio) a la comisión de Constitución, al inicio de la discusión  de los 4/7, para dar una señal de compromiso.

“La bancada de senadores de la UDI es unida, trabaja en equipo, y yo puedo sostener que va a contar con los votos necesarios”, dice a T13.CL el jefe del comité UDI, Iván Moreira.

Senadores DC presentan reforma para bajar a 4/7 el quórum máximo de la actual Constitución Agencia Uno - Senadores DC Rincón y Walker
Lee También >

Senadores DC presentan reforma para bajar a 4/7 el quórum máximo de la actual Constitución

El objetivo central del proyecto de ley, además, es habilitar un “Plan B” en caso de que triunfe el Rechazo en el plebiscito del 4 de septiembre. Por lo mismo, existe premura en el Senado para que el proyecto de ley sea despachado previo al referéndum.

En ese sentido, no es menor la encrucijada que deberán enfrentar las bancadas de las colectividades sobre qué postura tomar en la votación en Sala. Ante la apertura que ha mostrado hasta ahora la centroderecha en el Senado, en todo caso, el foco queda puesto en sectores “más duros” como el Frente Amplio, el Partido Comunista y el Partido Republicano. El Partido Socialista ha mantenido cautela igualmente de su postura ante la reforma impulsada por los DC.

El peso de los 14 votos republicanos

Si bien en el Senado la reforma constitucional de los 4/7 necesita de 33 votos, se presume, hasta ahora, en los pasillos del Congreso, que en la Cámara Alta no sería vital el voto del único republicano, Rojo Edwards, quien, además, es presidente de dicha colectividad.

Sin embargo, varios de los diputados del Partido Republicano le asignan importancia a la postura que tome Edwards, pues, dicen, debería estar en concordancia con la bancada.

Ya ha habido conversaciones, afirman en la tienda. Al menos tres, de hecho: la propia directiva liderada por Edwards ha abordado el tema en una reunión. Luego, dicha instancia hizo lo propio con las mesas regionales y, en una siguiente, con el consejo general. El estamento restante, en ese sentido, es la bancada de diputados; conversación que se iniciaría entre Edwards y el grupo el martes próximo.

Si bien los parlamentarios y dirigentes de la mesa aclaran una y otra vez que no ha existido una discusión profunda y que, por lo mismo, no hay una decisión tomada sobre cómo votarán una vez que los 4/7 lleguen a la Cámara, ya asoman argumentos.

Un dirigente que conoce bien el partido afirma que se han empezado a enfrentar algunas ideas -una suerte de posturas entre “pragmáticos” versus “doctrinarios”- pero que, en todo caso, aclaran, la idea no ha generado tanto ruido al interior como sí ocurrió, por ejemplo, con el quinto retiro del 10% de los fondos de AFP.

Una de las razones por las que aún no se ha abordado el tema de los 4/7 a fondo, dicen, es que han estado concentrados en la acusación constitucional que impulsan en contra de la ministra del Interior, Izkia Siches.

No obstante, saben que sus 14 votos -la bancada está conformada por 15, pero Gloria Naveillán ha estado marginada de las decisiones políticas- tendrán un peso, sobre todo porque para la aprobación de la reforma se necesitan 103 votos (2/3).

“Es probable que haya votos republicanos a favor de 4/7, es probable que haya rechazos y es probable que haya abstenciones”, dijo este domingo el senador Edwards en Mesa Central de Canal 13, adelantando el debate que se viene en los próximos días.

Misma idea releva en conversación con T13.CL, el diputado de la bancada republicana, Johannes Kaiser: “Hasta el momento ese tema ha sido tocado tangencialmente en conversaciones entre parlamentarios, pero no necesariamente desde un punto de vista institucional, las posiciones van desde estar en contra hasta estar más abiertos a la idea”.

“Pragmáticos” versus “doctrinarios”

Algunos diputados como José Meza, Cristián Araya o Juan Irarrázaval, dicen en el partido, han sido más categóricos a la hora de argumentar sobre los 4/7. “Si vamos a ser capaces de ponernos de acuerdo para cambiar los quorum constitucionales para lo que se requiere quorum alto, entonces, deberíamos aprovechar la oportunidad de ponernos de acuerdo -y nos habríamos ahorrado toda esta vuelta larga, costosa y trágica de la Convención- en los temas que les importa a la gente: pensiones, impuestos, vivienda, seguridad, pero la verdad es que los políticos están preocupados de las cosas de los políticos, de los 4/7. Nosotros estamos dispuestos, aquí y ahora, a poner nuestros votos para otras cosas importantes, pero no para estas tonteras”, dice el diputado Irarrázaval a T13.CL.

Uno de los argumentos que tientan -más allá de la bancada de diputados- a los republicanos para no respaldar los 4/7 es la ventaja sostenida que ha venido mostrando el Rechazo en las encuestas. En ese sentido, la pregunta que se hacen es por qué van a dar los votos para esta iniciativa si es muy probable que triunfe el Rechazo. “Por qué vamos a cambiar un quorum que hoy sí nos permite defender ciertas cosas”, reflexiona un dirigente al tiempo que varios otros reconocen, en los cálculos políticos, que los 4/7 podrían hacer prescindir justamente de la bancada de los republicanos.

Los más “pragmáticos”, por otro lado, admiten que existen varias “audiencias” del Rechazo, entre ellos, los que avalan la idea del “Rechazo con reformas”. “No queremos darle argumentos a la izquierda para no allegarse al Rechazo”, dice un dirigente. En esa línea, ese mismo grupo señala que existe solo un objetivo: ganar con el Rechazo, por lo que, aseguran, los 4/7 “habilita” un discurso para ese electorado, a contrapelo del “Apruebo para reformar”.

Algunos del grupo de los más duros en contra de esta iniciativa sostienen que argumentar en esa línea solo sería tomar una postura como la UDI, que ha buscado insistir en que se necesita una nueva Constitución; lo que, precisan, no sería aconsejable. Pero, ¿puede pesar en la postura final de los republicanos que Chile Vamos vote alineado ante los 4/7?

El miércoles, desde el Congreso, el timonel UDI insistió en que Chile Vamos ahora está haciendo “actos concretos” para manifestar “nuestra profunda voluntad de que el proceso constituyente puede continuar (luego del Rechazo)”. Y añadió que “hoy sí tenemos una disposición (de cambios constitucionales), que va a ser reflejada en votaciones como en el proyecto que está hoy en la comisión de Constitución”.  

Es más: en la bancada republicana sostienen que se pueden dar otras muestras de apertura de reformas a la actual Constitución -que no sean los quorum-, como, dicen, ya lo hicieron presentando la iniciativa que busca asegurar la inexpropiabilidad de fondos de pensiones y la consignación explícita en la Carta Magna que hoy rige, como el derecho a una “vivienda digna y propia”.

¿Qué podría inclinar la balanza a favor de los 4/7?

El Partido Republicano ha sido la única colectividad de la derecha que no se ha mostrado abierta a un Rechazo “con apellido” ni a desahuciar la actual Constitución. La línea argumentativa ha sido que los dirigentes y parlamentarios están abiertos a dar sus votos para “urgencias sociales”, las que, dicen, no tienen por qué estar amarradas a los cambios constitucionales. 

Ahora bien, quienes se muestran abiertos a dar un paso para aprobar el quorum de los 4/7, sostienen que la mayor preocupación es que los derechos fundamentales puedan ser modificados permanentemente.

“No creemos que sea una buena idea mantener 4/7 de quorum de manera permanente como medida de reforma a la Constitución, por lo menos en un campo específico, que es el de los Derechos Humanos, que es el artículo primero de la Constitución. Toda Constitución tiene que entregar un mínimo de estabilidad y 4/7 nos entregaría exactamente aquello que se supone que se quiere evitar: inestabilidad política y constitucional”, explica el diputado Kaiser, quien va más allá y plantea una idea. “Esto es mi opinión personal: si queremos hacer una reforma en esos términos, y se quiere hacer de manera transicional, es decir, 4/7 durante tres meses (luego del plebiscito) para hacer las reformas, y luego cerramos de nuevo el candado por lo menos para lo que son los derechos fundamentales, y así no estén a disposición de las mayorías de turno, conversemos”, señala.

Pero otros miembros dentro de la bancada relevan que ese planteamiento solo podría provocar efectos preocupantes como legislar a matacaballo materias que requieren de mayor discusión. “Eso sería un Frankenstein político que no va a funcionar”, dice un dirigente.

Asimismo, otro republicano afirma que no estarían dispuestos a rebajar el quorum de las Leyes Orgánicas Constitucionales (LOC)  que actualmente se aprueban con 4/7. “Aquí hay una conversación genuinamente abierta”, recalcan en el partido, señalando que seguirán el estilo que han tenido hasta ahora: discutir largamente los argumentos, estar disponibles para ser convencidos a cambiar de opinión y, ante todo, votar unidos.

¿Cuánto les puede presionar que un Chile Vamos en bloque apoye los 4/7? “No nos guiamos por lo que Chile Vamos haga o no haga. Nos da lo mismo lo que ellos piensen”, puntualiza un parlamentario que refleja bien la postura que manifiestan en general en el partido.