Tendencias

Economía circular: Diez consejos para reducir, reciclar, reparar y reutilizar

Agencia Uno
Por T13
En T13.cl/emprendedores elaboramos un listado para que desde tu vereda puedas contribuir con el cuidado del medio ambiente.

La sociedad se acostumbró al modelo lineal de uso de los productos. El ciclo de vida de los productos se limitaba a los conceptos “usar-tirar”, sin embargo, esta visión está siendo desplazada por la economía circular. 

En T13.cl/emprendedores elaboramos un listado para que desde tu vereda puedas contribuir con el cuidado del medio ambiente.

Reparar antes que tirar

Evita dar de baja un producto simplemente porque no funciona. Antes de arrojarlo a la basura, o cambiarlo por otro, intenta repararlo, llevarlo al servicio técnico o hacer válida la garantía. En caso de que no funcione llévalo a un punto limpio. 

Opta por lo duradero antes que lo desechable

Antes de comprar un producto piensa el uso que se le dará. Muchos de los productos adquiridos en casa son de usar y tirar. Un ejemplo de esto son las servilletas, bolsas y botellas plásticas, etc. En su reemplazo te recomendamos usar servilletas de género, bolsas de tela o recipientes de vidrio.

Reducir la basura al mínimo

Una estrategia para reducir el consumo de basura es limitarse a cocinar lo que efectivamente se va a consumir.También, en supermercados evita recibir boletas -prefiere que te la envíen al correo electrónico- y al ir de compras, prefiere productos que puedas almacenar en recipientes permanentes.

Hacer la lista de la compra

Elige lo que necesitas. De esta manera estarás ayudando al medio ambiente y también a tu economía. Para esto revisa tu despensa y compra según una correcta planificación. Además, prefiere productos certificados por ser elaborados con materiales reciclables, evitando envases y materiales de un solo uso.

Comprar de segunda mano

El mercado de segunda mano se ha ampliado en los últimos años gracias a las decenas de plataformas digitales y apps que existen. Estos entornos digitales de economía circular nos permiten adquirir productos usados en buen estado y a buen precio.

Compostar en casa 

La materia orgánica generada por peladuras, vegetales o fruta supone el 40% de lo que se tira diariamente al basurero. Todos estos residuos pueden perfectamente transformarse en abono. En Chile, la empresa Karubag ofrece un servicio a domicilio de compostaje. Ellos retiran semanalmente los desperdicios orgánicos y, a cambio, te entregan una bolsa de abono.

Ajustar el gasto energético

El consumo energético es sin duda una de las grandes preocupaciones de las autoridades. A nivel personal uno puede cambiar las ampolletas por unas de bajo consumo o led. Además, llenar la lavadora y el lavaplatos en cada uso.

Reciclar

La economía circular propone que todos los desechos tengan una segunda vida útil como nuevas materias primas. Los envases de plástico, briks, latas, papel y cartón y vidrio tienen su sitio en los contenedores de colores. Pero también hay que ocuparse de pilas, aparatos electrónicos, químicos, textil, aceite usado, medicamentos, etc.

Aprender a deshacerse de lo que no se usa

No sólo se trata de reutilizar o reparar. También hay que considerar deshacerse de lo que no estás usando. En muchos casos son objetos que siguen teniendo valor y pueden ser comercializados. Más aún con las aplicaciones y servicios de intercambio existentes. Recuerda, alguien le puede dar un mejor uso.

“Doggy bag” o “Gourmet bag”

Si sobra comida en el restaurante donde comiste, pide que te la empaqueten para llevar.